Programa para Incentivar la Lectura Infantil

Desde 2005, y bajo la presidencia del Sr. Carlos Enrique Díaz, la entidad puso en marcha el “Programa para Incentivar la Lectura Infantil – Invertir, pero en Educación, es el desafío de los tiempos”, que ya ha distribuido 11.212 ejemplares de texto en 110 escuelas de siete distritos del sudeste bonaerense, habiendo meses atrás, entregado simbólicamente 40 mil libros que refiere exclusivamente a todo el proceso que cumple una semilla de trigo desde que es implantada en nuestras pródigas tierras

El Centro de Acopiadores de Cereales Zona Puerto Quequén, convencido de la necesidad de invertir parte de los recursos que genera la actividad desarrollada conforme a sus Estatutos, brindando servicios a sus socios, tomó –hace ya 7 años- la decisión de hacer lo propio en el seno de las comunidades donde tiene influencia su diario acontecer y -entre otras alternativas- ha priorizado el desarrollo de acciones tendientes a apuntalar el proceso educativo en la región. El futuro –se dijo en esa oportunidad- estará marcado a fuego por el nivel de conocimiento de cada individuo y, para ello, debemos apostar fuertemente a la Educación de los niños y jóvenes de éste, nuestro querido país aseverándose que la práctica de la lectura en los niveles iniciales y posteriores de la educación en la Argentina sirve a la formación integral de los futuros ciudadanos, convirtiéndose en una herramienta pedagógica de inexcusable utilización para profundizar y extender la cultura general de los educandos.

La institución hizo hincapié en que el valor de la lectura en forma sostenida y adecuada a los tiempos debe retornar a los claustros para volver a dejar su comprobada impronta formativa en los educandos, desarrollando su capacidad de análisis, su necesario ensanchamiento de la plataforma de cultura general, su adecuada forma de escribir y redactar y su potencialidad imaginativa, todo lo cual estará coadyuvando a brindarle al receptor las herramientas que ineluctablemente deberá utilizar para continuar con su capacitación terciaria y/o universitaria o para ingresar a un cada vez más exigente mercado laboral. “ Si invertimos en Educación –se acotó-, cada día habrá más hombres y mujeres en nuestro país que tengan la posibilidad de capacitarse, de adquirir conocimiento. En consecuencia, habrá menos excluidos en esta sociedad, reiterando que si invertimos en Educación, estamos apostando a un futuro cada vez mejor. A los chicos, que a través del “Programa para Incentivar la Lectura Infantil” tienen la posibilidad de contar con sus libros, debemos transmitirles definitivamente que estudiando, capacitándose, esforzándose, pueden lograr una vida mejor, la que está al alcance de cada uno, si lo sabemos transmitir y ellos lo saben interpretar.

PLANTANDO LA SEMILLA

Como un verdadero hito en el contexto del desarrollo del “Programa para Incentivar la Lectura Infantil”, El Centro de Acopiadores de Cereales de Necochea, en conjunto con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la Cámara Arbitral del la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, entregó en la sede social de Avda. 59 Nro. 836 de esta, 40 mil ejemplares del libro “Plantando la Semilla”, los que ya fueron distribuidos en todos los establecimientos educativos públicos y privados localizados en los distritos de Necochea, Lobería, San Cayetano, Tandil, Benito Juárez, Lobería, Balcarce y General Alvarado. La obra cuenta, en tono coloquial, el proceso de la semilla de trigo, desde su implantación hasta el cultivo de las simientes con el fin que los alumnos que cursan sus estudios primarios en una zona eminentemente triguera como lo es la del sudeste bonaerense, puedan acceder a las distintas etapas por las que atraviesa el cereal que se convierte finalmente en pan o sale -por nuestro Puerto Quequén- con destino a diversos países del mundo.